Mi perro...

He visto a mi perro, he mirado sus ojos lánguidos y tristes,
lo he visto acercandse a mí...

he sentido su hocio húmedo pegado a mi mano,
buscando una caricia, buscando un cariño...

mi piel se ha mojado de su lengua lamiéndola,
acaricié su cabeza y él bajó sus orejas...

he visto a mi perro jugando solo,
con una pelota vieja y siendo feliz,

pero al mirarme he visto la tristeza en sus ojos...
¿está llorando, acaso mi perro, sin lágrimas derramar?...
Lo he visto moviendo su cola y de nuevo acércandose a mi,
se ha echado a mis pies,

y me ha gruñido, como diéndo: "Aqui estoy, contigo... mi amo
aqui me tienes, sin importar lo que te pase,
si tienes algo para mi o si no, estoy aquí mi amo,

si eres pobre o si eres rico, si tienes frío o calor...
estoy contigo, si sonries y si lloras,
estoy a tu lado si me acaricias o me lastimas,

te amo porque eres mi dueño y mi vida te pertenece...
estoy a tu lado, a tus pies, feliz de verte salir y de verte llegar...
estoy aqui sin pedirte nada a cambio,
solo que me ames con el mismo amor incondicional
que te ofrezco yo...

y aunque no puedas saber si sufro o si estoy feliz, mi amo,
debes saber que estoy aqui para tí...
y por tí daría mi vida..."
He visto a mi perro echado, lo he visto solo, acercándose a mí,
a veces sin tener algo para darle,
pero lo he visto siempre al lado mío...

lo he visto irse y estar solo de nuevo, lo he visto dormir bajo la lluvia, lo he visto jugar con su cola, siempre solo,
lo he visto correr detrás de los niños buscando alegría...

He visto a mi perro, he sentido su hocico húmedo
acercándolo a mi mano,

buscando una caricia, sus orejas caidas, casi arrastrándose...
He visto a mi perro triste, con sus ojos empañados,
casi como llorando, solo...

He visto a mi perro y no ha sido mi perro... soy yo,
con palabras de mi perro,

con su misma soledad, anhelando tu amor...